Fortalece Tu Sistema Linfatico

Home > Tips de Belleza > Fortalece tu Sistema Linfatico

El sistema linfatico es una gran red de nodos, capilares y conductos linfáticos que se encuentra en todo tu cuerpo formando una estructura similar a las ramas de un gran árbol. Como éste Roble que conocí en el Parque Chicaque en Colombia y tiene una casa a 25 metros de altura.

Sistema Linfatico

Este sistema, aunque pocas veces nos preocupamos por su cuidado, es importante porque se encarga de la curación y limpieza de tu cuerpo. Además de luchar contra las enfermedades y de ser responsable de tu inmunidad, te indica cómo se ve y se siente tu cuerpo, pues se concentra en los fluidos corporales alrededor de tus células. Muy pocos saben qué es este sistema, excepto cuando se sienten mal porque sus glándulas o nodos linfáticos se inflaman.

Cómo Funciona Tu Sistema Linfatico

Todas nuestras células están bañadas por un fluido acuoso llamado linfa. Los capilares linfáticos que son como diminutos tubos muy delgados, renuevan la linfa y la dirigen por tu cuerpo mientras eliminan desechos, células muertas y microorganismos causantes de enfermedades que se concentran alrededor de nuestras células. Estos capilares transportan el flujo hacia conductos mayores que constantemente se depositan en el canal situado a lo largo de la columna.

Los nodos linfáticos controlan este flujo periódicamente, con lo cual detienen el desarrollo de enfermedades gracias a que destruyen los microorganismos y toxinas. Una vez realizada la limpieza y algunas veces, el líquido linfático regresa a la corriente sanguínea. Los nodos se encuentran principalmente en nuestro cuello, debajo de los brazos y alrededor del hígado, el intestino y la ingle. Cuando se inflaman es porque están muy ocupados en su función.

Protección Contra Enfermedades

Ten en cuenta...


Aunque tu rutina de limpieza sea muy escrupulosa, una serie de bacterias inofensivas permanecerán en tu piel.


Solo la desinfección inmediata con remedios antisépticos podrán eliminar las bacterias perjudiciales que penetran tu piel causando enfermedades.

Tu piel es la primera línea defensiva contra los gérmenes que ingresan a tu cuerpo. Bajo ella puedan vivir millones de ellos sin causar daño, excepto si avanzan. Cuando esto sucede, los gérmenes pueden multiplicarse y extenderse rápidamente causando enfermedades.

Adicional a la piel, la saliva, las lágrimas y los jugos estomacales también ayudan a eliminar muchas de las bacterias y virus que atacan tu cuerpo. Cuando ninguno de estos mecanismos es suficiente, es el sistema linfatico y el sanguíneo quienes deben eliminarlos.

Tus nodos linfáticos producen células blancas especiales que se encargan de encerrar y digerir las bacterias dañinas. Cuando los gérmenes tienen cubiertas protectoras especiales y la acción de las células blancas no es suficiente, la linfa y la sangre se encargan.

Para esto producen enormes ejércitos de anticuerpos que reaccionan a las proteínas de la superficie de los microorganismos invasores, perforan y alteran su cubierta, facilitando la labor de las células blancas. La acción de las vacunas es similar. Cuando ingresan hacen que tu cuerpo fabrique anticuerpos especiales, los cuales permanecen disponibles en tu organismo, listos para entrar en acción cuando se requiera.

Eliminación de Desechos Tóxicos

Nuestro cuerpo requiere eliminar constantemente desechos tóxicos que pueden ser perjudiciales si permanecen en nuestros tejidos y líquidos corporales. Las reacciones metabólicas del cuerpo implican la producción de desechos o sobrantes químicos. En el aire, agua y los alimentos se encuentran sustancias tóxicas que  deben eliminarse de la sangre y las células para su funcionamiento efectivo.

Todos los días millones de células en tu cuerpo mueren y deben reemplazarse por otras nuevas. Estas células muertas se deben desintegrar, retirar y reciclar de forma apropiada. Si tus células se lesionan, deben eliminarse con el uso de la linfa antes de que las nuevas se desarrollen y reemplacen los tejidos lesionados. Todas estas son funciones de tu sistema linfatico, razón por la cual es vital fortalecerlo y mantenerlo sano.

Recuerda que las redes fibrosas de los nodos linfáticos son las encargadas de filtrar la linfa y neutralizar las sustancias dañinas. Tu cuerpo no tiene una bomba que bombee este líquido a través de tu organismo como lo hace el corazón con la sangre. Es por esto que la respiración, el movimiento muscular y los tejidos periféricos son los encargados de moverla a través de tu cuerpo.

Consejos para Fortalecer tu Sistema Linfatico

  • Ejercítate. Realizar ejercicio y mantener un buen tono muscular es importante para estimular el flujo de la linfa.

  • Relájate. La relajación libera los bloqueos y la tensión de tu cuerpo permitiendo el retiro eficiente de los desechos.
  • Consiéntete. Los masajes activos y relajantes ayudan al movimiento del sistema linfatico.

  • Realízate una hidroterapia. La hidroterapia es una técnica efectiva en la relajación del bloqueo linfático y en la estimulación del movimiento cuando tu cuerpo presenta un taponamiento.

  • Consume suficiente agua. El balance de agua en tu cuerpo es crucial para el desarrollo de los procesos químicos. Es por esto que tu peso está compuesto de aproximadamente 60% de agua, pues es necesaria para desintoxicar tu organismo de las bacterias dañinas y tóxicas, y para retirar los desechos metabólicos y las células muertas.

  • Aliméntate. Una dieta con alto contenido nutricional y con un balance correcto de minerales y líquido es esencial para mantener tu higiene natural y tu sistema inmunológico saludable. Además te proporciona la energía suficiente y las enzimas que tu cuerpo necesita para limpiar sus riñones y su sistema linfatico. Consume frutas y verduras frescas y elimina alimentos no naturales como las gaseosas.

  • Cuida tu piel de acuerdo a su PH. La salud de tu piel cumple un papel importante en el fortalecimiento de tu sistema linfatico. Recuerda que es el órgano más grande de tu cuerpo, el cual protege todos sus órganos internos. Es una capa resistente, aprueba de agua que se autoregenera y protege tu cuerpo de lesiones y ataques de microorganismos.

  • Gracias a su sistema de sensores nerviosos, millares de vasos sanguíneos en su superficie y los poros de las glándulas sudoríparas, te alerta de cambios de temperatura, presión y tacto. Además, funciona como un termostato manteniendo tu cuerpo a una temperatura deseada sin importar los cambios de temperatura externos.

PH de la Piel

Seguramente has escuchado acerca del PH de la piel. Muchos productos manifiestan que funcionan bajo el PH natural de tu piel o que tienen un PH neutro. ¿Qué significa esto? ¿Por qué es importante? El PH significa potencial de hidrógeno, es una medida de acidez o alcalinidad de una sustancia. En el contexto del cuidado de la piel, indica la concentración de iones hidronio en tu piel.

Para que tu cuerpo se mantenga en buenas condiciones de salud, necesita balancear la acidez y la alcalinidad de tu sangre, por eso es tan importante. Si quieres saber cuál es el PH de tu piel puedes comprar una prueba de PH que se vende en droguerías y realizarla en casa. La escala del PH va desde el número 1 al 14. Desde el 1 hasta el 6 se considera un PH ácido, siendo 1 el más ácido. El PH 7 en sustancias acuosas se considera neutro. Por último, desde el 8 en adelante se considera PH alcalino siendo 14 el más alto.

Las pieles grasas tienen un PH aproximado de 4.5, que es el extremo más ácido en la escala de la piel.  Un PH neutro para tu piel es alrededor de 5.5. La piel normal tiene un PH de 5.2 a 5.6, es un poco más ácida que neutra, lo que le permite protegerse contra las bacterias. La piel seca tiene aproximadamente un PH de 6.0. Puede volverse alcalino entre 6.9 y 9 cuando presenta transpiración excesiva o cuando se utilizan productos fuertes cáusticos como jabón que deshidratan la piel.

Volver a Tips de Belleza
Ir al Home



Te Recomiendo


Tips de belleza basados en técnicas estética corporal y cosmética. Ver más

¿Ya tienes tu rutina diaria de cuidado de la piel? ¡Inicia ahora! Ver más

La higiene corporal es vital para tu belleza y salud. No es difícil ni cuesta. Ver más

Identifica tu tipo de piel con este test y aprende sus cuidados. Ver más

Tu estilo de vida y herencia influyen en tu tipo de piel y su salud. Ver más

Recibe consejos para controlar la piel grasa y su brillo. Ver más

Te Recomiendo


Tips de belleza basados en técnicas estética corporal y cosmética. Ver más

¿Ya tienes tu rutina diaria de cuidado de la piel? ¡Inicia ahora! Ver más

La higiene corporal es vital para tu belleza y salud. No es difícil ni cuesta. Ver más

Identifica tu tipo de piel con este test y aprende sus cuidados. Ver más

Tu estilo de vida y herencia influyen en tu tipo de piel y su salud. Ver más

Recibe consejos para controlar la piel grasa y su brillo. Ver más

Comentarios en Facebook!

Opina sobre lo que acabas de leer! Escríbeme un comentario.


Suscríbete


Recibe GRATIS mi revista electrónica Belleza Natural con contenido exclusivo.

E-mail
Nombre
Ahora


No te preocupes, tu dirección e-mail está a salvo. Te prometo usarla para enviarte únicamente mi revista.

Política de Privacidad

Destacados


¿Hace cuánto te realizaste una limpieza facial? Recuerda son 2 al año mínimo. Ver más

Soluciona tus dudas sobre el plasma facial o PRP con mi historia personal. Ver más

Recetas naturales y caseras para hidratar, consentir, refrescar y cuidar tu piel. Ver más

Mi Blog


Posts Recientes

  1. Estoy Preocupado

    May 03, 17 06:27 PM

    Hola, como bien dice el título, estoy preocupado por la piel de mi cara. Tengo 27 años y la verdad nunca le di tanta importancia al cuidado de mi piel.

    Ver más

  2. Duda Plasma

    May 03, 17 06:13 PM

    Hola, tengo artritis reumatoide y me vacuné con etanercept. Puedo ponerme plasma en mi rostro? Por favor informarme, gracias. _________________________________________

    Ver más