Infecciones en la Piel

 

Las infecciones en la piel pueden ser
irritantes y molestas. En la mayoría de
los casos son contagiosas al contacto,
lo que las hace aún más incómodas.

 

Algunos cuidados especiales y tal vez supervisión de un médico permitirán que las infecciones pasen lo más rápido posible para poder volver a nuestro día a día.

Existen diferentes tipos dependiendo de su causa: por hongos, por bacterias y por virus. Conoce las más comunes y algunos tratamientos.

 

Infecciones por Hongos

 

Nuestra piel es muy atractiva para los hongos que buscan donde reproducirse. Lamentablemente cuando se ubican, la piel se inflama, enrojece o endurece. También le ocasionan la pérdida del pelo o vello y su descamación, provocando picor y ardor.

 

Pie de Atleta

 

El pie de atleta es ocasionado por un hongo que crece en la piel. Se desarrolla especialmente en la piel que se encuentra en las plantas y entre los dedos de los pies. Esta zona es atractiva para los hongos porque usualmente es húmeda y oscura, sobretodo en deportistas.

Los síntomas de esta infección denominada tricofitosis de los pies son ardor, picor, enrojecimiento y dolor. En algunos casos la epidermis de la piel se pela y arde.

Las infecciones por hongos son muy contagiosas, se pueden contraer al caminar descalzos en zonas húmedas, piscinas o baños públicos. Los deportistas al usar zapatos deportivos y medias gruesas tienen mayor probabilidad de contraerlas debido al sudor y calor en el pie.

Esta no es una infección grave y en la mayoría de los casos no se requiere atención médica. Requiere de cuidado porque una vez que el hongo se comienza a desarrollar no desaparece por sí solo. Por lo tanto, necesita de un tratamiento adecuado.

 

¿Cómo Tratar el Pie de Atleta?

  • Utilizar un producto fungicida. Se encuentran disponibles en loción, crema o polvo. Puedes adquirirlo en una farmacia sin fórmula médica.
  • Lee muy bien las instrucciones antes de usar el producto que escojas. El uso sugerido en la mayoría de los casos es aplicar dos veces al día en el área afectada limpia y seca.
  • Te sugiero realizar el tratamiento hasta que los hongos hayan desaparecido. Para prevenir que vuelvan a aparecer es útil seguir aplicando el producto durante 10 días más después de eliminar la molestia.
  • Esto solo sucede en algunos casos, pero si la infección persiste, deberás consultar un médico para que te recete un medicamento más fuerte.

 

Consejos para Evitar Contraer el Pie de Atleta:

  • El consejo más importante que te puedo dar es que mantengas una buena higiene en tu cuerpo, en especial en tus pies.
  • Utilizar diariamente medias o calcetines limpios. Preferible que sean elaborados con fibras naturales o algodón para que tu piel pueda respirar.
  • Dejar secar tus zapatos al aire libre o bajo el sol cada vez que los uses, en especial si estuviste haciendo deporte.
  • Mantener tus pies limpios y secos. Después del baño seca muy bien la piel entre los dedos. Si sudas mucho utiliza un desodorante antitranspirante para pies.
  • Evita caminar descalzo en duchas o baños públicos. Cuando vayas a piscina lleva sandalias para proteger tus pies. Si es posible lávalos con agua pura y jabón antes de vestirte nuevamente.

 

Tiña

 

La tiña es una lesión cutánea que puede aparecer en la piel del cuerpo -circinada-, ingle -inguinal-, cuero cabelludo -tonsurante- o uñas -onicomicosis-.

Se manifiesta en la piel como placas en relieve, circulares y rojizas. Usualmente pica mucho. Las partes del cuerpo que más son afectadas son las nalgas y axilas.

La infección en el cuero cabelludo es común en los niños. Puede producir daño del cabello.

Cuando aparece en las uñas éstas se vuelven blancas y más gruesas. Con el tiempo si no se realiza un tratamiento adecuado se pueden tornar amarillas y se quiebran.

 

¿Cómo Tratar la Tiña?

  • Es necesario un diagnóstico médico que permita identificar el tipo de tiña, su causa y el fungicida pertinente para combatirla.
  • En caso de ser una tiña circinada o inguinal, un tratamiento con cremas o lociones fungicidas será apropiado.
  • En caso de ser onicomicosis o una tiña tonsurante, un tratamiento con medicamentos tomados por vía oral será más útil.
  • Los hongos que producen estas infecciones son difíciles de eliminar por completo. Los tratamientos para combatirlos pueden durar semanas.
  • Es posible que después de terminar el tratamiento, la infección vuelva a aparecer en especial en las uñas. En estos casos es necesario utilizar fungicidas más fuertes.
 

Infecciones por Bacterias y Virus

 

Nuestra piel también puede ser víctima de infecciones por bacterias o por virus. Estas son más irritantes que las ocasionadas por hongos. Requieren igualmente de un cuidado especial para evitar contagiar a otras personas.

 

Impétigo

 

El impétigo es una infección producida por una bacteria denominada staphylococci aureus. Esta bacteria usualmente entra en nuestra piel a través de una herida o un eccema. Es altamente contagiosa.

Esta infección afecta principalmente a los niños en las zonas de la nariz, boca, orejas y parte superior del pecho. La bacteria se manifiesta enrojeciendo la zona afectada y produciendo vesicopústulas que explotan y dejan costras amarillas húmedas.

 

¿Cómo Tratar el Impétigo?

  • Es necesario un diagnóstico médico para establecer el tratamiento más adecuado.
  • Los tratamientos más usados son antibióticos y cremas que disminuyen las molestias y sanan las zonas afectadas. El proceso de mejora puede tardar varias semanas.
  • En lo posible, es necesario evitar que los niños se rasquen las vesículas porque esto extiende la infección por toda su piel y aumenta la probabilidad de contagiar a otros niños o adultos.
  • Retirar suavemente las costras amarillas de la piel usando agua pura, jabón y gasas. Desechar las gasas inmediatamente han sido utilizadas.
  • Evitar que los niños afectados entren en contacto o jueguen con otros niños pues podrían contagiarse.

 

Úlceras de Herpes Simple

 

Estas infecciones son causadas por el virus de herpes simple. Se contagia al contacto directo con el líquido de las vesículas que se forman en la piel.

Las úlceras de herpes simple son comunes en los jóvenes. Aunque muchos desarrollan inmunidad contra el virus, algunos lo conservan en sus células.

Aunque no se ha identificado una causa única contundente, usualmente este virus se activa cuando las defensas del cuerpo se debilitan debido a un resfriado, exposición intensa al sol, agotamiento, exceso de estrés o cambios hormonales.

Los síntomas que indican la existencia de estas infecciones son hormigueo, picor, ardor, irritación y calor en la zona de piel afectada. Esto ocurre aproximadamente dos días antes de la aparición de la vesícula.

Al igual que el impétigo, esta infección afecta principalmente la piel alrededor de la nariz y la boca. También se manifiesta como vesículas que contienen en su interior un líquido color amarillo pálido.

Estas vesículas explotan después de un par de días dejando en la piel enrojecida las costras conocidas como úlceras. Si se utiliza el debido tratamiento, estas úlceras secan y desaparecen durante una semana.

Este virus aunque no es peligroso, es altamente contagioso. Las úlceras son incómodas y antiestéticas. Si las heridas contraen otras bacterias podrían empeorar y tornarse delicadas.

 

¿Cómo Tratar las Úlceras de Herpes Simple?

  • Para mayor efectividad, el tratamiento debe comenzar en el momento en el que aparecen los síntomas de la infección y aún no han salido las vesículas. En especial cuando no es la primera vez que la piel ha sufrido esta lesión.
  • Usualmente las úlceras sanan por sí solas en un plazo no mayor a 10 días. Si después de este tiempo no han sanado es aconsejable visitar al médico.
  • Mientras estas infecciones desaparecen es primordial evitar el contacto directo con otras partes del cuerpo y con la piel de otras personas.
  • Para calmar la irritación y desaparecer más rápido la úlcera, se puede utilizar el fármaco antiviral aciclovir. Este medicamento tiene presentación en pastillas o cremas. Se consigue en una farmacia pública y no todos requieren fórmula médica para ser adquiridos.

 

Consejos para Evitar las Úlceras de Herpes Simple:

  • Evitar besar y tocar cualquier persona mientras estas infecciones estén presentes. No compartir almohadas, ropa ni cobijas.
  • Utilizar protector solar para salir al aire libre. La exposición directa al sol podría empeorar las heridas.
  • Si tienes hijos debes mantener una buena higiene, lavar y secar tus manos con frecuencia para evitar contagiar a tus hijos.
  • Debes limpiar y secar suavemente las heridas. No compartir las toallas ni guantes que utilices para esto.
  • Preferiblemente no tocar la úlcera y si es necesario, evitar tocar los ojos después de hacerlo. Una infección en los ojos debido a este virus podría resultar muy delicada.

 

Existen enfermedades infecciosas que requieren mayor cuidado porque presentan erupciones en la piel y síntomas como fiebre y dolor de cabeza.

 

Volver desde Infecciones en la Piel a Enfermedades de la Piel

Ir a la Página de Inicio - Home