Signos de Envejecimiento



¡Los signos de envejecimiento nos
recuerdan que nuestra piel no lucirá
siempre tersa, suave y radiante
como cuando tuvimos 15!

 

Sin importar la edad que tengas, estos cambios que tu piel va presentando con el tiempo te indican que tu piel está envejeciendo y que necesita que la consientas un poco más.

Algunos signos de envejecimiento son normales dependiendo de la edad. Sin embargo, otros te pueden indicar que tal vez tu piel no está tan sana como debería estar y que necesitas dedicarle más cuidados.

Estos cambios no esperados para la edad de tu piel se conocen como signos de envejecimiento prematuro.

En general cambios en la piel como líneas de expresión, pérdida de humedad, ojeras, venas rotas, manchas, arrugas y variación en el tono de la piel, son algunos de estos signos de envejecimiento.

 

Arrugas y Líneas de Expresión

 

Con el paso de los años tu piel disminuye su frecuencia de regeneración, lo que ocasiona la acumulación de células muertas en la superficie de la epidermis y su posterior envejecimiento.

El exceso de células muertas en tu piel deteriora los tejidos y genera rupturas que al principio son leves pero que con el tiempo se hacen más profundas.

Las rupturas leves son las que se conocen como líneas de expresión. Éstas se convierten en arrugas cuando aumentan su profundidad.

Es posible disminuir las líneas de expresión con tratamientos de estética y belleza especializados en revertir los signos de envejecimiento.

Así mismo, es posible mejorar notoriamente el aspecto de las arrugas por medio de tratamientos antienvejecimiento.

Si deseas reducir arrugas, te sugiero utilizar alternativas de rejuvenecimiento basadas en exfoliación, tratamientos faciales como limpieza de células muertas, hidratación profunda y aplicación de antioxidantes que regeneren los tejidos de tu piel.

La cirugía láser también es ampliamente utilizada actualmente para eliminar los signos de envejecimiento, aunque requiere mayor inversión de dinero.

 

Ojeras

 

Las ojeras son acumulaciones de sangre en la delicada zona debajo de los ojos. La piel alrededor de los ojos es muy frágil y delgada, razón por la cual los vasos sanguíneos se revientan con facilidad ocasionando inflamación o bolsas y acumulación de sangre o sombras oscuras.

Las ojeras están presentes en hombres y mujeres de diferentes edades. Aún no se ha definido con exactitud una causa de su aparición.

No obstante, se considera que estas molestas bolsas oscuras están altamente relacionadas con el trasnocho, cansancio, estrés, sueño irregular, falta de descanso y cuidado apropiado de la piel, y consumo en exceso de alcohol y tabaco.

Existen problemas crónicos de ojeras que se diagnostican con causas genéticas y que requieren de intervención especializada. Sin embargo, usualmente las personas presentan ojeras por no llevar un estilo de vida sano.

No existe una cura definitiva y eficaz que elimine las ojeras en todas las personas. De hecho, existen diferentes posiciones encontradas alrededor del tema. Tratamientos han funcionado para algunos mientras que para otros no.

Se ha comprobado que sí es posible mejorar su apariencia y reducirlas en gran porcentaje si se fortalece y nutre la piel en la zona de los ojos. La industria cosmética y de cuidado de la piel ha logrado grandes avances en esto.

Si tienes ojeras y quieres disminuirlas te sugiero utilizar diariamente por la mañana y por la noche una hidratante especial para el contorno de los ojos que contenga bioflavonoides.

Los bioflavonoides son nutrientes que por ser parte del complejo P, ayudan a tu piel a mejorar la circulación sanguínea, fortalecer las paredes de los vasos sanguíneos, regenerar el colágeno e incrementar la absorción de antioxidantes como la vitamina C.

Como resultado de su uso, tu piel se fortalece para evitar más rupturas de la vasos sanguíneos y además, la sangre acumulada se evacua. Adicionalmente, si la piel alrededor de tus ojos mejora su textura, podrás prevenir y corregir signos de envejecimiento como líneas de expresión o arrugas profundas.

 

Venas Rotas

 

Las venas rotas o líneas rojas que sobresalen en la piel son pequeños vasos sanguíneos o capilares que se dilatan, lo que los hace visibles a través de la piel.

Usualmente son más notorios en las zonas de piel de la nariz y mejillas, especialmente en las pieles sensibles.

Factores como el viento, frío o calor en exceso, exposición directa al sol o malos hábitos como consumo en exceso de alcohol o fumar, pueden ocasionar estas leves lesiones cutáneas.

Existen terapias con láser y técnicas como la electrólisis que corrigen la dilatación de los capilares. Gracias a la acción del láser o de la solución esclerosante que se inyecta la piel, el flujo de sangre se desvía hacia otras zonas de la piel.

Aunque las técnicas disponibles son eficaces en el sentido de que desaparecen las venas rotas, la solución que ofrecen suele ser temporal si existe una tendencia a la dilatación de los vasos sanguíneos por parte de la persona.

En estos casos es necesario hidratar apropiadamente la piel, utilizar siempre protección solar y proteger la piel con bufandas o tejidos suaves cuando se encuentra expuesta a climas extremos o al viento. De esta forma los efectos de las técnicas correctivas serán más duraderos.

 

Volver desde Signos de Envejecimiento a Envejecimiento

Ir a la Página de Inicio - Home