Hidratar

Home > Cuidados de la Piel > Hidratar

Hidratar es el tercer y último paso de la rutina de cuidado básico de la piel. El proceso de hidratación se realiza después de tonificar la piel. Es primordial que hidrates tu piel porque el agua que pierde no puede reintegrarse.

Este proceso debes hacerlo dos veces al día, en las mañanas y en las noches. De esta manera tu piel conservará su humedad natural y lucirá radiante e hidratada.

En las mañanas debes utilizar una hidratante que proteja tu piel de la contaminación, la polución, el aire, los radicales libres y otros agentes nocivos para la salud de tu piel.

Una hidratante para el día formará una barrera protectora en tu piel, que conservará su humedad y evitará que se deshidrate mientras realizas tus actividades diarias.

La mayoría de hidratantes para el día vienen con protector solar. Estas permiten no solo conservar tu piel hidratada sino protegida de los daños ocasionados por los rayos ultravioleta de tipo UVB o UVA.

Proteger la piel es uno de los cuatro pasos de los cuidados especiales de la piel. Recuerda que los cuidados especiales son: desmaquillar, corregir, proteger y consentir. Estos son adicionales a los cuidados básicos de la piel que ya conoces que son: limpiar, tonificar e hidratar.

En las noches necesitas una humectante que relaje tu piel y la ayude a regenerarse mientras duermes. Si tienes piel madura, además necesitas que corrija los signos de envejecimiento como líneas de expresión, arrugas, ojeras o manchas.

Durante el día, tu piel solo puede protegerse debido a la actividad física de tu ritmo de vida. Por lo tanto, durante el sueño es que puede recuperarse. Por esta razón es muy importante que duermas y descanses mínimo 7 horas diarias.

Test de Hidratación

Para verificar si tu piel se encuentra hidratada lo suficiente, puedes presionar con tu dedo sobre una zona de tu cara, puede ser en medio de la frente o en una mejilla.

Luego estira la piel deslizando tu dedo hacia abajo. Si a medida que tu dedo desciende se forman rayitas en la misma dirección o se forman escamas, entonces tu piel se encuentra deshidratada.

No te preocupes, son pocas las que pasan el test. Si no lo pasaste, te aconsejo utilizar una hidratante adecuada y mejorar tu alimentación con verduras, frutas y líquidos. También consumiendo agua, mínimo 8 vasos diarios.

Productos para Hidratar

En el mercado puedes conseguir una variedad de hidratantes y humectantes diseñadas de acuerdo a los tipos de piel. Es importante que te asesores muy bien al momento de elegir un producto para que así utilices el apropiado para tus necesidades.

Usualmente para las pieles secas se diseñan hidratantes mientras que para las pieles grasas se elaboran humectantes. Te aclaro que esto no siempre se cumple pues depende de las marcas y empresas que las fabrican.

En general, las hidratantes son de mayor acción dado que la piel seca necesita mayor hidratación. Además, por ser seca es más sensible al efecto dañino de los radicales libres. Por esta razón la textura de las hidratantes para piel seca suele ser más densa.

Las humectantes por su parte, generan una barrera protectora que conserva la humedad de la piel sin dejar sensación grasa o brillo. De esta manera su textura es más ligera.

El principal beneficio que notarás después de la hidratación es que sentirás que tu piel queda suave y al mismo tiempo fortalecida. Una apropiada humectación nos proporciona una barrera protectora que filtra el paso de los radicales libres.

Gracias a la hidratación no solo mejorarás la textura, elasticidad y firmeza de tu piel, sino que también prevendrás el envejecimiento prematuro, conservarás tu piel sana y corregirás arrugas y líneas de empresión presentes en tu rostro.

¿Cómo me Aplico la Hidratante?

Para hidratar tu piel primero coloca una cantidad de la hidratante de tu preferencia en el dorso de tu mano y con los dedos de la otra aplícala suavemente en tu rostro.

Para esto colócala sobre 7 puntos en tu piel, que pueden ser frente, nariz, mentón, mejilla izquierda, mejilla derecha, cuello y pecho.

Finalmente, espárcela suavemente por tu piel utilizando las yemas de tus dedos y realizando estos movimientos: en tu frente hacia los lados, nariz hacia abajo, pómulos hacia arriba, mentón hacia los lados y en cuello y pecho hacia arriba.

Procura no masajear tu piel en exceso. Únicamente lo necesario mientras el producto se absorbe.

¿Cómo Preparo una Hidratante Natural?

Si deseas hidratar tu piel con una hidratante natural y casera, puedes realizar mezclas a base de rosas, fresas o aceites naturales.

Preparar una Hidratante de Rosas

Primero derrite al baño de maría una cucharada de cera de abejas y mezclala con cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de aceite de almendras y dos cucharadas de tónico de pétalos de rosas.

Luego retira la mezcla del fuego -baño de maría- y agrega dos gotas de aceite de rosas. Revuelve hasta que enfríe.

Finalmente refrigera en frascos de vidrio previamente esterilizados. Esta crema protectora es suavizante e ideal para hidratar pieles secas y sensibles o en general para piel madura.

Preparar una Hidratante de Fresas

Primero derrite al baño de maría una cucharada de manteca de cacao y mezcla con cuatro cucharadas de aceite de soya.

Luego retira la mezcla del fuego y agrega una cucharada de jugo de fresas -preparado sin agua-. Revuelve hasta que enfríe.

Finalmente refrigera en frascos de vidrio previamente esterilizados. Esta crema humectante es ideal para pieles grasas que requieran control del indeseable brillo.

Preparar una Hidratante de Aceites Naturales

Primero derrite al baño de maría dos cucharadas de cera de abeja y mezcla con ocho cucharadas de aceite de oliva.

Luego retira la mezcla del fuego y agrega cuatro cucharadas de tónico de pétalos de flores y una cucharadita de aceite de vitamina E. Revuelve hasta que enfríe.

Finalmente refrigera en frascos de vidrio previamente esterilizados. Esta crema es ideal para hidratar profundamente pieles con problemas de resequedad que presenten grietas y/o escamas.

Volver a Cuidados de la Piel
Ir al Home

Temas Relacionados


La piel seca pierde humedad más rápido. Ver más

Consejos para evitar la piel grasa. Ver más

La piel sensible presenta zonas rosadas. Ver más

El estrés acelera el envejecimiento.
Ver más

Tonificar es el segundo paso de tu rutina. Ver más

Empieza con el 1er Paso: Limpiar.
Ver más

Suscríbete


Recibe GRATIS mi revista electrónica: Belleza Natural.

Dirección de correo electrónico
Nombre
Then

Don't worry — your e-mail address is totally secure.
I promise to use it only to send you Revista Belleza Natural.

Política de Privacidad