Tonificar

Home > Cuidados de la Piel > Tonificar

Tonificar es el segundo paso de la rutina de cuidado básico diario de la piel. Se realiza después de limpiar y antes de hidratar.

Este segundo paso de cuidado de la piel debes realizarlo dos veces al día, en las mañanas y en las noches. De esta manera tu piel lucirá suave y tersa.

¿Por qué Tonificar?

Este proceso prepara tu piel para una mejor hidratación y absorción de nutrientes.

Además, mejora el aspecto de tus poros al restaurar tu manto ácido.

Los poros son pequeñas aberturas presentes en la superficie de tu piel. A través de los poros crece el vello, se absorben los nutrientes de los productos del cuidado de la piel y se liberan la grasa y toxinas de nuestro cuerpo.

Muchas personas creen que este paso del cuidado básico no es importante. En realidad el éxito del proceso de hidratación depende de una apropiada tonificación de la piel.

Los tónicos deben ser purificantes o hidratantes dependiendo de los tipos de piel. Debes evitar los tónicos astrigentes incluso si tu piel es grasa porque puede causarte irritación.

¿Cómo me Aplico el Tónico?

Para aplicarte el tónico puedes utilizar un algodón preferiblemente delgado. En los almacenes encuentras algunos conocidos como "pomos" de algodón.

Los "pomos" son como discos que tienen forma circular y aplanada. Estos algodones son más apropiados porque no absorben demasiado. De esta forma el tónico se queda en tu piel y no en el algodón.

Para tonificar tu piel, humedece el algodón con algunas gotas de tónico y luego pásalo suavemente por tu rostro de adentro hacia afuera y con un movimiento de barrido.

Primero en tu frente hacia afuera y hacia los lados. Luego en tu nariz hacia abajo. Continua con los pómulos hacia afuera y hacia arriba. En tu mentón hacia los lados. Finaliza en tu cuello y pecho hacia arriba.

No frotes tu piel en exceso, preferiblemente pasa el algodón con el tónico una sola vez por cada zona de tu piel. De esta forma evitas que se lastime.

Si tu piel es muy sensible, te sugiero humedecer el algodón con agua y exprimir el exceso antes de mojarlo con el tónico.

Otra forma de aplicar el tónico es utilizar tus manos y no algodón. Para esto puedes colocar una cantidad de tónico en la palma de tu mano y con los dedos de la otra humedeces y los pasas suavemente por tu rostro. Siempre realizando los mismos movimientos que te mencioné arriba.

Esta alternativa es como si te aplicaras una loción o en el caso de los hombres como si se aplicaran la loción para después de afeitar. Es una opción más práctica y rápida, incluso puedes hacerlo con una sola mano.

¿Cómo Preparo un Tónico Natural?

Si deseas tonificar tu piel con un tónico natural y casero, puedes realizar infusiones a base de agua de pétalos de flores como rosa, lavanda o violetas. También de cítricos como limón y lima o de hierbas como romero, manzanilla o tomillo.

Preparar un Tónico de Pétalos de Flores o Hierbas

Solo debes sumergir los pétalos (flores o rosas) o las hierbas de tu preferencia en agua hirviendo.

Luego lo tapas y dejar infundir a temperatura ambiente de 12 a 24 horas. Finalmente debes colarlo y depositarlo en un frasco. Refrigéralo muy bien antes de utilizarlo.

Si tienes acné, hierbas como menta, tomillo, hinojo, manzanilla o lavanda pueden ser útiles. Si quieres relajar tu piel puedes utilizar romero, ortiga, consuelda o manzanilla. En general el tomillo y la manzanilla pueden ser útiles para todo tipo de piel.

Preparar un Tónico de Cítricos

Mezcla igual cantidad de jugo de cítricos y agua. Debes almacenarlo en el refrigerador.

Puedes utilizar cítricos como naranja, limón, cereza acerola, toronja, mandarina o kiwi.

Preparar un Tónico a Base de Pepino Cohombro

Muy útil si tu piel luce marchita o con exceso de grasa.

Para prepararlo tritura un pepino en un mortero y adiciona media taza de agua. Finalmente debes colarlo y refrigerarlo.

Conserva tu Tónico

Para conservar tu tónico por más tiempo, preferiblemente utiliza un frasco pequeño y oscuro, de color ámbar o azul previamente estirilizado. Esto protege el tónico de la luz solar y el calor, y evita que se contamine.

Te sugiero preparar una pequeña cantidad de tónico que puedas utilizar en un plazo no mayor a dos semanas porque después puede perder sus propiedades. Siempre que lo utilices limpia los bordes del frasco.

No te sientes con ganas de prepararlos en casa? No te preocupes, también puedes conseguir en el mercado alternativas para tonificar tu piel muy prácticas y económicas a base de ingredientes naturales y botánicos. No dudes en contáctarme si deseas asesoría personalizada.

Después de tonificar, finaliza los cuidados básicos con el paso de hidratación de tu piel.

Volver a Cuidados de la Piel
Ir al Home

Temas Relacionados


Existen diferentes tipos de piel.
Ver más

Tu estilo de vida determina la salud de tu piel. Ver más

Nuestra piel está en constante evolución. Ver más

Problemas solares como el cáncer de piel. Ver más

Recetas naturales para hidratar.
Ver más

Antienvejecimiento de la piel madura. Ver más

Suscríbete


Recibe GRATIS mi revista electrónica: Belleza Natural.

Dirección de correo electrónico
Nombre
Then

Don't worry — your e-mail address is totally secure.
I promise to use it only to send you Revista Belleza Natural.

Política de Privacidad