Piel Mixta

 

La piel mixta presenta una combinación
de características de la piel seca y grasa.
Es un tipo de piel muy delicado y cuyo
cuidado es todo un reto.

 

Las personas con este tipo de piel presentan en su cutis exceso de grasa en la zona T, que comprende frente, nariz y mentón, y falta de hidratación o resequedad en las mejillas.

Su textura es más fina y delicada en las mejillas y más gruesa y fuerte en la zona T. En algunos casos puede presentar grietas, resequedad o sensibilidad en las zonas más delicadas.

Cuidar este tipo de piel no es una tarea sencilla. Si se utilizan productos para piel grasa, pueden regular el brillo de la zona T pero aumentar la deshidratación en las mejillas. Mientras que si se utilizan hidratantes muy densas pueden suavizar la textura de la piel fina pero aumentar el indeseable brillo.

Es necesario utilizar productos reguladores. En algunos casos, cuando la piel es muy sensible o delicada, resulta más práctico y beneficioso utilizar un producto diferente para cada zona de la piel, grasa o seca.

 

Consejos para su cuidado

 

  • Limpia tu piel utilizando un producto libre de jabón y alcohol para evitar que las zonas secas se resequen aún más.

  • No limpies tu piel en exceso porque puedes estimular la producción de grasa por parte de las glándulas sebáceas y lastimar tus zonas secas.

  • Humecta la zona grasa de tu piel utilizando una fórmula ligera e hidrata la zona seca utilizando otra más concentrada o densa.

  • Utiliza un purificante libre de alcohol y astrigente que te ayude a regular el indeseable brillo de tu zona T.

  • Utiliza siempre un protector solar no graso y de textura ligera.

  • Procura consumir alimentos balanceados para disminuir la fluctuación del PH de tu piel, de ácido a alcalino y viceversa.

 

Volver desde Piel Mixta a Tipos de Piel

Ir a la Página de Inicio - Home